6. Estado actual de conservación

El día de hoy, martes 23 de julio de 2013, concluimos la etapa de recolección de información de esta herramienta. La información publicada hasta la fecha es aproximadamente un tercio de la información recibida y la información recibida, es a su vez, una muestra de la información identificada en libros editados, informes institucionales, revistas científicas, trabajos de grado y tesis y medios de comunicación reconocidos. Durante el próximo mes estaremos subiendo la información recibida faltante y preparando la versión final del documento. Las secciones de comentarios permanecerán habilitadas.

PREGUNTAS

¿Cuántas y cuáles de las especies colombianas de Fauna Silvestre se encuentran en cada una de las categorías de amenaza (UICN 2004) a nivel mundial, nacional y/o regional?

¿Qué cambios en la composición de estas categorías de amenaza han ocurrido entre 1997 y 2013?

¿Cuántas y cuáles han sido incluidas en proyectos de conservación de cualquier tipo?

¿Cuántas y cuáles se encuentran representadas en áreas protegidas oficiales, nacionales, regionales y/o locales?

¿Cuántas y cuáles se encuentran representadas en áreas protegidas de la sociedad civil, en proyectos de conservación en paisajes transformados o en áreas de manejo especial, resguardos indígenas, territorios colectivos de grupos afrocolombianos o reservas campesinas? ¿Cuántas y cuáles están siendo efectivamente protegidas o recuperadas en estos territorios?

¿Cuáles tienen planes de manejo? ¿Cuál es el nivel de implementación de dichos planes? ¿Han sido efectivos?

¿Para cuáles se han desarrollado medidas de conservación ex-situ?

¿Cuál ha sido el aporte de los zoológicos a la conservación de Fauna Silvestre? ¿Para qué especies? ¿En qué regiones?

¿Qué análisis de viabilidad poblacional se han elaborado en el país?

¿Qué vedas de caza han sido impuestas ¿Para qué especies? ¿En que áreas? Y ¿con qué condiciones? ¿Han sido efectivas para garantizar la conservación de las especies?

¿Han sido efectivas las medidas propuestas e implementadas en los Estudios de Impacto Ambiental y en los Planes de Manejo de los Impactos de las actividades productivas, para prevenir, mitigar, corregir y compensar los impactos negativos de dichas actividades sobre la Fauna Silvestre?

 La siguiente pregunta, la responderemos en la página, 7.2. Otros tipos de aprovechamiento legal, donde la desarrollaremos, para evaluar la caza y los cotos y las reservas de caza, así, como los predios proveedores de especímenes y los territorios faunísticos mencionados en la parte IX del Decreto-Ley 2811 de 1974. Los resultados pertinentes, sobre los efectos para la conservación de los programas de aprovechamiento los traeremos a esta sección.

¿Cuáles se encuentran representadas en programas de uso sostenible? ¿Han sido efectivos estos programas?

Comedidamente, les invitamos a conocer la metodología propuesta para realizar sus aportes a este proyecto.

EL PUNTO DE PARTIDA, el diagnóstico de 1997 (Min. Medio Ambiente)

“Esta situación se torna más crítica si se tiene en cuenta que a pesar de que el país cuenta con un sistema de áreas protegidas con 46 unidades que cubren una extensión superior a 9.000.000 de hectáreas, de las cuales nueve son Santuarios de Fauna y Flora, varias zonas representativas por su riqueza biológica o por ser centros de endemismo y especiación, permanecen aún fuera del sistema y son objeto de contínuos procesos de degradación. Un indicativo de esta situación es que para 1978 Hernández-Camacho definió 117 áreas potenciales para ingresar al Sistema de Áreas Protegidas, varias de las cuales han perdido su representatividad y no se consideran como tales actualmente. Existen también planteamientos en torno a la necesidad de establecer corredores biológicos que permitan el intercambio genético y el equilibrio dinámico de las poblaciones en general sin que hasta ahora se haya concretado ninguna acción al respecto.” (p. 15).

“Por otra parte, el aprovechamiento irracional de algunas especies se ve agravado por la ausencia de planes de manejo a nivel nacional. Las pocas investigaciones y experiencias de manejo que se han desarrollado son en su mayoría acciones aisladas a nivel regional, que por falta de mecanismos de coordinación han llevado en algunos casos a la duplicidad o pérdida de esfuerzos e inversiones. Además, han carecido de una clara definición por parte del Estado y, en gran medida, han respondido únicamente a la orientación particular de universidades y organizaciones no gubernamentales. No obstante, existen algunos programas y acciones para la conservación de la fauna silvestre con muy buenos resultados que requieren ser fortalecidos y extendidos a otras especies cuya atención es prioritaria.” (p. 16).

Una respuesta a 6. Estado actual de conservación

  1. Pingback: Nuevas actualizaciones | Gestión de Fauna Silvestre (2013)

Contribuir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s