7.3. Actividades ilegales y su control

El día de hoy, martes 23 de julio de 2013, concluimos la etapa de recolección de información de esta herramienta. La información publicada hasta la fecha es aproximadamente un tercio de la información recibida y la información recibida, es a su vez, una muestra de la información identificada en libros editados, informes institucionales, revistas científicas, trabajos de grado y tesis y medios de comunicación reconocidos. Durante el próximo mes estaremos subiendo la información recibida faltante y preparando la versión final del documento. Las secciones de comentarios permanecerán habilitadas.

Para el desarrollo de este apartado, consideramos supremamente importante leer cuidadosamente la Ley 84 de 1989 “Por la cual se adopta el Estatuto Nacional de Protección de los Animales y se crean unas contravenciones y se regula lo referente a su procedimiento y competencia.” considerando incluso las derogatorias que la han afectado y las sentencias judiciales relacionadas.

La norma está disponible en esta dirección electrónica provista por la Alcaldía de Bogotá (http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=8242), pero es responsabilidad de los lectores verificar y asegurarse de la actualidad y la veracidad de la versiones disponibles de los documentos legales.

Desafortunadamente, a la Fauna Silvestre la pueden afectar todos los comportamientos ilícitos aplicables a la propiedad común (pública) y a la propiedad privada, adicionalmente y como lo reconoce la ley, el maltrato y la crueldad contra todos los animales deben ser erradicados y sancionados. Recordando que:

  • Esté proyecto se refiere exclusivamente a la Fauna Silvestre y no a los Animales Domésticos (aunque si, a los ejemplares domesticados (amansados) de Fauna Silvestre colombiana).
  • Y que una actividad es ilegal cuando se realiza en las condiciones que lo establece la ley.

Proponemos enfocarnos en el estudio de las acciones ilegales en los siguientes casos:

Extracción del medio (Caza ilegal), transporte o traslado (ilegal y a nivel nacional o internacional), comercialización (ilegal), maltrato y crueldad (incluye entre otros, los casos en que se causa la muerte innecesaria o daño grave a un animal obrando por motivo abyecto o fútil, la utilización ilegal con fines didácticos, educativos o de aprendizaje, el uso ilegal de animales vivos en experimentos e investigación y los casos específicos del maltrato y crueldad desarrollados en la ley).

PREGUNTAS

¿En dónde ocurren estas actividades? ¿Qué población se ve involucrada? ¿Porqué razón realizan o participan en estas actividades? ¿Qué especies de Fauna Silvestre se ven afectadas? ¿Cuál es la dimensión del problema? es decir ¿Cuál es la incidencia de esta conducta? y ¿En que cantidades afecta a los animales?

¿Qué actividades de control se realizan? ¿Han sido efectivas? ¿Cuá ha sido el destino de los ejemplares y productos decomisados?

¿Cuál ha sido el aporte de los Centros de Rehabilitación de Animales Silvestres (CREAS), Unidades de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres, Centros de Atención y Valoración de Especimenes de Fauna Silvestre (CAVS) y zoológicos al manejo de los animales decomisados o recuperados? ¿Cuentan estas instituciones con las condiciones adecuadas para cumplir sus funciones?

¿Cuáles han sido los resultados de los procesos policiales y judiciales iniciados?

El tema de introducción ilegal de especies al país, lo trataremos en la página 8.3 Especies invasoras.

El tema de arrollamiento sin intención (el arrollamiento de Fauna Silvestre que presumiblemente ocurre sin intención en las carreteras) lo trataremos en la página 8.6. Muerte incidental

Comedidamente, les invitamos a conocer la metodología propuesta para realizar sus aportes a este proyecto.

EL PUNTO DE PARTIDA, el diagnóstico de 1997 (Min. Medio Ambiente)

“Así mismo, numerosas poblaciones silvestres han permanecido en niveles críticos luego de la indiscriminada extracción comercial de finales del siglo pasado y mediados del presente. Actualmente, la demanda de individuos, pieles o productos de especies de fauna silvestre en el mercado ilegal internacional, que mueve una cifra aproximada a los 6.300 millones de dólares anuales (Maestre 1992), sigue siendo la causa de una severa presión de caza sobre varias especies, pudiendo llevarlas en algunos casos al borde de la extinción. Contínuamente se realizan operativos de control a partir de los cuales se llevan a cabo numerosos decomisos, situación que genera una problemática adicional por cuanto existen serias dificultades en torno al mantenimiento, rehabilitación y reubicación de ejemplares decomisados, al no disponer de la infraestructura y de la capacidad técnica y administrativa necesarias. Para este fin, se cuenta solamente con el apoyo de algunos centros de rehabilitación y zoológicos, lo que ha propiciado que progresivamente se desdibuje el papel de estos últimos.” (p. 14).

RESPUESTAS

En 2007, los técnicos de las autoridades ambientales participantes en la elaboración de la ‘Guía para el control al tráfico ilegal de Fauna Silvestre colombiana’ (Restrepo – Llano et al., p. 5) reconocían la ausencia de cifras exáctas de la magnitud del tráfico ilegal de fauna en el país; apesar de lo cuál y mediante una aproximación indirecta a través de la información sobre decomisos realizados por las autoridades ambientales y los demás entes policivos y de control, concluían, qué, “Un número considerable de especies de fauna silvestre son permanentemente afectadas por el tráfico y tenencia ilegal”.

En la misma guía, páginas 6 y 42 a la 84, se presentan comentarios sobre los grupos taxonómicos amenazados y la identificación de varias especies; desafortunadamente no es posible saber si todas las especies mencionadas están amenazadas por el tráfico ilegal (que es lo que se esperaría en esta guía) y únicamente se incluyen algunos grupos de animales vertebrados. Lo anterior hace que de acuerdo con las especies citadas o enumeradas en la guía, se pueda estimar que el número de especies amenazado por tráfico ilegal considerando exclusivamente mamíferos, aves y reptiles sea de entre 235 y 828 especies; en nuestra opinión, estos números incluyen grupos taxonómicos enteros, que son suceptibles de ser traficados, pero sobre los que en la actualidad no pesa en realidad una amenaza sistemática y evidencian la desproporción que surge al intentar manejar este problema de manera genérica, es decir, asumiendo que todas las especies de una región son vulnerables, en lugar de revisar la gestión de fauna a nivel regional (manejar el territorio con las especies, en lugar de pretender controlar el manejo de todas y cada una las especies en un territorio) y por especie, sólo en los casos particulares que lo amerite.

Por su parte, Ávila-G (2005), lista 29 especies de aves, 36 de mamíferos, 13 de reptiles y 3 de ranas, en el Manual para el control de fauna en el Departamento del Cauca y Castillo-Crespo (2006) en el Manual  correspondiente del Departamento del Valle del Cauca, incluye 35 especies de aves, 32 de mamíferos, 8 reptiles y 4 ranas (ambos documentos incluyen peces, que hemos dejado fuera del presente diagnóstico, pero no incluyen invertebrados).

Para el 2010, las Fundaciones Omacha y Palmarito, precisan, que, según la Interpol, el tráfico ilegal de Fauna Silvestre genera anualmente una cifra cercana a los 17 mil millones de dólares a nivel mundial y en Colombia las cifras de decomiso que tiene la Policía Ambiental y Ecológica crecen cada año, mientras, a diario se registra un promedio de decomiso de 160 animales principalmente en los departamentos de Sucre, Valle, Córdoba, Santander y Bolívar, de especímenes que son cazados en diferentes zonas del país: Amazonas, Antioquia, Casanare, Putumayo, Chocó y llanos orientales.

  • Entre 1992 y 1999, se decomisaron 1000.375 animales, 135.778 huevos y 8.838 kg de carne de monte
  • En 2007 –> se registraron 26.545 decomisos
  • En 2008 –> 59.032 individuos
  • Y en 2009 –> 58.175 individuos

Que los traficantes de animales los ofrecen a los compradores como:

  • Animales vivos para utilizarlos como mascotas
  • Animales disecados como curiosidades o como trofeos de caza
  • Fuente de cuero o piel para fabricar prendas de vestir
  • Colmillos, huesos, órganos sexuales, plumas, uñas, cascos como objetos afrodisíacos, medicinales o de brujería
  • Carne y/o huevos para consumo

Y que, Las especies más vulnerables a este flagelo son en su orden:

1) Tortugas por sus huevos, 2) babillas y caimanes por su piel, 3) iguanas y boas para ser mascotas; 4) loros y guacamayas por su llamativo plumaje y comportamiento social, 5) los turpiales y los sinsontes por su canto; 6) micos y osos perezosos para ser mascotas, 7) jaguares y tigrillos son cazados por su piel o para ser mascotas y finalmente 8) saínos, dantas, lapas y venados para comercializar su carne y piel.

En la siguiente tabla, presentamos la información provista por Restrepo – Llano et al. (2007) para su consideración.

Tabla 1. Especies y grupos taxonómicos mencionados en la ‘Guía para el control al tráfico ilegal de Fauna Silvestre colombiana’ (Restrepo – Llano et al. 2007).

Hemos intentado reproducir fielmente la información presentada en la guía, nuestro interés no es validar dicha información, sino evidenciar el estado del arte de acuerdo con los documentos disponibles, para establecer las tareas a realizar al respecto.

Trafico mamiferos

Trafico aves

Trafico reptiles

 

2 respuestas a 7.3. Actividades ilegales y su control

  1. Pingback: Nuevas actualizaciones | Gestión de Fauna Silvestre (2013)

  2. Mauricio Vargas Clavijo dijo:

    Manejo posdecomiso de fauna y flora silvestre evidencia debilidades en varias regiones del país, advierte Procuraduría General de la Nación. “Ministerio Público evaluó cumplimiento de la Estrategia Nacional “Prevención y Control del Tráfico Ilegal de Especies Silvestres” por parte de las autoridades ambientales.

    “La totalidad de autoridades ambientales está incumpliendo de una u otra forma las exigencias establecidas en la reglamentación sobre las medidas posteriores a la aprehensión preventiva, restitución o decomiso de especímenes de especies silvestres de fauna y flora terrestre y acuática”: Esta es una de las conclusiones del informe realizado por la Procuraduría General de la Nación sobre el cumplimiento de la Estrategia Nacional 2002 “Prevención y Control del Tráfico Ilegal de Especies Silvestres”.

    La Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios analizó los informes remitidos por 32 de las 39 autoridades ambientales consultadas sobre el manejo posdecomiso de fauna y flora silvestre, así como la información recaudada en las 16 visitas efectuadas por este órgano de control a los centros de fauna y tenedores.

    Conclusiones y requerimientos del Ministerio Público

    Entre las conclusiones expresadas en el citado informe, se señala que algunas autoridades ambientales, además de no haber realizado inventarios de fauna y flora silvestre en su jurisdicción, tampoco han realizado estudios de revisión de las especies en grado de amenaza listadas en los libros rojos; por lo tanto no se han elaborado trabajos para el manejo o conservación de las especies de fauna y flora amenazadas o en peligro de estarlo.

    Las especies de fauna amenazadas son 360 contra un número ínfimo de especies estudiadas, manejadas, protegidas y conservadas. Lo mismo ocurre con las especies de flora, que de las 670 amenazadas, solo 46 han sido propuestas para su manejo y conservación.

    Los Centros de Atención y Valoración (CAV) de siete corporaciones autónomas regionales se encuentran en áreas protegidas, propensas a inundación, deslizamiento o cercanos a explotaciones agropecuarias, avícolas o porcícolas; considerándose necesaria su reubicación por los factores de riesgo sanitario y zoonótico que esto implica.

    De otra parte, y como resultado de las visitas realizadas a 16 autoridades ambientales, se evidenció que muy pocas manejan “registro de tenedores” y la mayoría de ellos son los mismos infractores. Se constató además que los animales entregados no fueron marcados e inventariados por parte de las corporaciones y que no se hace seguimiento a los tenedores o custodios, ni se les formulan recomendaciones técnicas.

    A través de este informe el procurador delegado requirió a los respectivos procuradores judiciales ambientales y agrarios para que, entre otras, se adelanten las acciones pertinentes para que las autoridades ambientales den estricto cumplimiento a las exigencias de la Resolución 2064 de 2010 del Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial, (hoy Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible), por medio de la cual se reglamenta las medidas posteriores a la aprehensión preventiva, restitución o decomiso de especímenes de especies silvestres de fauna y flora terrestre y acuática.

    Asimismo solicitó que en cada una de las autoridades ambientales que reportaron haber restituido fauna silvestre, se verifique el valor de todos los costos incurridos desde el momento de la aprehensión hasta su disposición final.
    eñala el informe que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible se ha esforzado en sacar adelante la reglamentación sobre las medidas posteriores a la aprehensión preventiva, restitución o decomiso de especies silvestres de fauna y flora terrestre y acuática con el fin de frenar el tráfico ilegal, y que esta cartera ha trabajado en la aplicación de normas sobre procedimiento sancionatorio ambiental, construcción de sistemas para registros ambientales y de fauna silvestre, herramientas, instrumentos y criterios unificados para la identificación de especímenes decomisados de fauna, entre otros aspectos. Sin embargo la Procuraduría requirió a este Ministerio para que reajuste los requerimientos mínimos para los CAV y hogares de paso, así como los formatos de registro que contengan la codificación del Código Único Nacional de Ingreso y el acta única para el control al tráfico ilegal de flora y fauna.

    El informe fue remitido al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a todas las corporaciones autónomas regionales y a las autoridades ambientales de los grandes centros urbanos y distritales, para que se tomen las medidas correspondientes, sin perjuicio de las acciones disciplinarias a que haya lugar.” Fuente: Procuraduría Geneneral de la Nación (2012). Manejo posdecomiso de fauna y flora silvestre evidencia debilidades en varias regiones del país, advierte Procuraduría General de la Nación. Boletín 1267. Disponible en línea: http://www.procuraduria.gov.co/portal/Manejo-posdecomiso_de_fauna_y_flora_silvestre_evidencia_debilidades_en_varias_regiones_del_pais__advierte_Procuradur_a_General_de_la_Nacion.news. 30 noviembre 2012

Contribuir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s